Noticias de Ensenada Noticias de Berisso

TERRIBLE ACCIDENTE EN BERISSO: Ensenada y el Astillero lloran la muerte de Nahuel

Hace pocos días, falleció cuando su auto se despistó muy cerca de Ensenada en la autopista a CABA, el presidente del Partido Justicialista, MIGUEL MÁRMORA, de 45 años y un futuro promisorio.

En la madrugada de este domingo, en la calle más cercana a Ensenada que tiene la vecina Berisso, le ocurrió lo mismo que a Mármora a un delegado del Astillero Río Santiago y militante peronista.

NAHUEL DÍAZ GALLI, un aguerrido delegado gremial de ATE en el ARS, protagonista directo y fundamental de las últimas luchas de los trabajadores navales contra el gobierno de Vidal, despistó su Renault Clío blanco en la Avenida La Portada, a la altura de la empresa Coopertei, donde terminó volcado contra las rejas blancas de la contratista de YPF e incrustado contra una columna de cemento.

Los bomberos de Berisso, a cargo del Comandante ROBERTO SCAFATI, llegaron rápidamente y debieron utilizar herramientas especiales para retirar el cuerpo de Nahuel de entre los hierros y chapas retorcidos en una escena que los dejó impactados y conmovidos.

Apenas amanecía el domingo y las redes sociales de los ensenadenses explotaban con la ingrata noticia. La imagen de Nahuel sonriente con el astillero de fondo y un crespón negro inundó los muros de facebook de una gran cantidad de trabajadores navales e hizo llorar a todos.

 

El joven dirigente integraba el cuerpo paritario en representación de los empleados del Astillero. En sus redes compartía el día a día de la lucha de los trabajadores en pleno conflicto con el gobierno de María Eugenia Vidal.

“Vamos a pelear de la forma que sea necesaria para defenderlo”, escribió Nahuel en uno de sus últimos posteos, tras la toma que encabezaron del Ministerio de Economía bonaerense.

Continuar leyendo:


Ver articulo completo

Noticia Anterior:
Noticia Siguiente:

Este es un espacio para la construcción de ideas y la reflexión, que apoya e incentiva la pluralidad de pensamiento. No un escenario de ataques al pensamiento contrario.


Deja un comentario